Nombre: Javier Claure Covarrubias
Lugar de nacimiento: Oruro, Bolivia
Residencia actual: Estocolmo, Suecia
Miembro desde: 05/11/2015


Poemas incluidos en esta página:        
      

            -      ESPEJISMO.

-      VIAJERO DEL TÚNEL.

-      CENICIENTA DE MI VIDA.

-      MI PATRIA.

-      JARDÍN NOCTURNO.

-      EXTRAÑO OFICIO.

-      REINA NEGRA.

-      12 DEL DÍA.

-      A VECES.

-      TE PERSIGUE MI AUSENCIA.

-      BÉSAME.

-      PERTENENCIA QUECHUA.

-      LA PALLIRI.

-      PALESTINA CRUCIFICADA.

-      ADIÓS.

-      ARTÍCULO A PROPÓSITO DEL EVENTO MUNDIAL 100 MIL POETAS POR EL CAMBIO.

-      Los seres humanos no estamos hechos para matarnos, Svetlana Aleksijevitj en Rinkeby  

-    Benidorm recibió a poetas de tres continentes  

-    Ishiguro es una mezcla de Kafka, Austen y un poco de Marcel Proust   (nuevo)

-     Los seres humanos nos necesitamos unos a otros   (nuevo)

                  



 

ESPEJISMO

 

Hace tanto tiempo
que no te veo en altamar
frágil, decorativa y entregada
a las cuatro estaciones del año

Tanto tiempo
que permaneces cabalgando
en mi caligrafía sin montura
como piel recién levantada
después de haber dormido sueños
en las puertas viejas de viejos barcos

Han pasado días, meses y años
he vivido rodeado de tu ausencia
el almanaque tiene labios de N y O
y a veces lo sentía inhumano
el decir adiós

Alejarte con gran velocidad
fue la guillotina de tus deseos
balcón a medio construir
sinfonía inconclusa
en las partituras de Mozart

Y que ayer
tan sólo ayer
eras:
vid
azúcar
frescura
aldaba de mi vida

Eras lucero
de la oscura noche
rubí del marcapaso...

O quizá
no ha pasado tanto tiempo
y en este momento
solo estoy imaginando
el espejismo de la vida.

 

 

 

 

VIAJERO DEL TÚNEL

 

Hoy a las doce del día
han fallecido en las montañas
en el campo y en las ciudades
feroz espanto para el futuro
porque duele la cicatriz clavada en el río
que se lleva un guante viejo

Todo parece inútil
en tiempos de alquitrán
nada cabe en esta geometría del caos
paloma blanca acribillada
en medio vuelo
bandera vencida por el más fuerte
maicena dura que se exhibe en el mantel
y la tristeza que se mece en el aire

Bien se sabe
que el brillo nefasto
posa en calaminas oxidadas
en pesadillas apagadas por la borrasca
y no acaban nunca
las toneladas de discurso
o acaban siempre mal
porque todo es palabrería
no hay sol que dore el trigo
ni agua que riegue el sembradío

Y tomo la palabra
me aferro a la poesía
arma certera y desgarradora
desdoblo frases como serpentina
me adentro a su estructura
la miro, la estrujo como goma vieja
para romper el grito insurgente
de un mundo que gira con otra velocidad
con una gravitación más exacta
donde ríen, cantan, bailan, silban...
pero también lloran
por la música fúnebre
que despide al difunto

Y dicen que el viejo Antonio
ha muerto en honor al pueblo.

 

 

 

 

CENICIENTA DE MI VIDA

                                         A mi hermosa hija, Alicia Martha Claure.   

 

Quise escribir
las palabras más bellas de mi vida
sin buscar más destino
que dejarse llevar por la tinta
escribir por ejemplo
de la pintura celeste de tu cuarto
de las gaviotas que tragan ausencias
de tus muñecas que sueñan con la luna
de la calidez de tus frases cuando me hablas
en resumidas cuentas:
de ti, cenicienta de mi vida
que día a día inundas mi existencia
con melodías que animan mis sentidos

En esta hora de levante
de oleaje espumoso
que huele a hierba fresca
quiero gastar el tiempo
en tardes en que se toca casi el cielo
en días en que se sabe
que algo bueno ocurre a la Tierra

Por eso quise redactar
una carta que rompiese
el odio entre los pueblos
que inaugurase las leyes
que protegen a los niños
de tal manera que quién la leyese
quedase paralítico por varios días
que llorasen y riesen a la misma vez
como en el circo
cuando habla el payaso triste

Debería nombrar mis pasos
desde el momento
en que corté el cordón umbilical
y me regalaste el tiempo
con el reloj de tu pulso
amasijos del milagro dorado
que en mis quince abriles soñé
cuando tú; eras imaginación tierna y pura
bajo un cielo multicolor
y rituales inocentes
que llegaban a mi puerta

Yo estuve entonces
en la casa de la abuela
cazando mariposas, abejas negras y amarillas
subía al cerro a jugar con las piedras
y en la colina más alta
hacía fuego con tus manos
una gran colilla encendida
que alumbraba la ciudad en agosto

Mi querida ratonita de peluche
eres el verano, la libertad,
la lluvia que cae a las rosas,
a los limoneros y jacarandas
pluma pisada por un colibrí

Eres el aire que entra a mis pulmones
la llave de las paredes de mi corazón
de los pliegues de mi alma
la estrella del camino
contigo nazco nuevamente
a la vida bella y dolorosa
soy militante del universo
mis ojos son fuego
mis pómulos invencibles
cuando me crece la barba

Ayer es hoy día
rujo como trueno enfurecido
para romper la mentira
y zanjar la distancia
de este mundo equivocado

Te quiero tanto
que me duelen los huesos cuando suspiro
duele mi carne con tu carne
mis brazos crujen con los tuyos
en el instante
que tienden la cobarde emboscada

Si tú supieras
de mis cicatrices a flor de piel
de mis fracasos y progresos
si tú supieras
de mis viajes nocturnos
cuando te cubro con un beso
y te llevo en mi alfombra mágica
si tú supieras
que vivo contigo a mi lado
y te saco a pasear con mis pasos
si tú supieras
que los bosques me conversan de ti
y se me llena los oídos con fábulas de amor

Cuando sepas la verdad desdoblada
nos guiñaremos el ojo
como símbolo de triunfo
y en mi regazo me dirás
papá: he guardado acordes
que sonarán en el momento justo y necesario

Hace unos días
te compré un traje de Blanca Nieves
con lentejuelas plateadas
un anillo de corales para que luzcas
un sol de cobre para tu pelo
y quiero pedirte
que me envíes un dibujo
las golondrinas una estrofa
las azucenas puntos, comas, acentos
y con tu voz de muñequita porcelana
cuando los malhechores estén durmiendo
se convertirá este poema
en patrimonio de la humanidad.

 

 

 

 

MI PATRIA

El que solo vive para sí, está muerto para los demás.

Publio Siro
 

Mi patria
nació como una vaca lechera
y todos vinieron a mamar sin piedad
unos llevaban arcabuces, espadas bendecidas
por sacerdotes trasnochados
otros llevaban maquinarias pesadas
y dale que dale al saqueo durante siglos

Mientras en pueblo
con el rostro ensangrentado
y silicosis en los pulmones
fueron víctimas de un llanto redondo
acción que aún circula
contra las agujas del reloj

Cada día huele a carbón quemado
y se oye decir:
primero fue el oro y la plata
después el salitre
luego vino el estaño
y todo se esfumó como la novia fantasma
que uno espera y nunca aparece

El gas y el petróleo
llegaron por añadidura
y se oye decir:
si vuelve el estaño
que vuelva sin golpes extranjeros
si vuelven al poder
que vuelvan sin uniformes verdosos
más bien así, como tarima vestida de humo
por si alguien quisiera matar
cada puesta de sol con bayonetas

Mi patria
sumergida en los Heraldos Negros de Vallejo
la llevo en mi corazón
y cuando me observe el cirujano
que corte la imagen suspendida a la intemperie
criaturas que se recogen
bajo almohadas de cemento
y dragones que se escapan
como ratas de los dientes

En mi Patria
cuando se levantan los aymaras, quechuas y guaraníes
empieza la Tercera Guerra Mundial
toda Bolivia es una bomba de cobalto
y en las orgullosas muchedumbres
surgen leones
dispuestos a morir antes de ser esclavos

Y esta caricia del mañana
se hace más fuerte cada día
el cóndor Mallku vuela enojado en la madrugada
para abrir los ojos de francotiradores
saldar cuentas con los culpables
romper la ley tributaria, la capitalización
que oculta hidrocarburos y minerales torcidos
como si fuesen cuadros felices de sus cuerpos

Nosotros ciudadanos de cuarta dimensión
decimos firmemente NO al neoliberalismo
y a las transnacionales
queremos compartir entre hermanos
los regalos que nos dio la pachamama
somos vulnerables
al vértigo de la existencia por definición
ferozmente inflamables al gas y al petróleo
y ardemos igual que volcanes en plena erupción
cuando nos quieren arrebatar el combustible

Señores derechistas del gobierno
que conjugan el verbo matar con frecuencia
sepan ustedes que los hidrocarburantes
pasan por las arterias de El Alto, Warisata
y todas las ciudades
allí, donde existen amantes del pan y la verdad

Sepan además, que la mano izquierda
es más forzuda que la otra

De haber, hay
de estar, no está
y por eso nosotros: mineros, comerciantes,
transportistas, cocaleros, estudiantes y campesinos
enviamos mensajes rojos vía satélite
ponemos el puño en alto ante los vendepatrias
que aúllan promesas opuestas
perros sabuesos que acostumbran a escribir
en libros de hechiceros y concubinas
que se robaron las reservas del Estado

Pero a pesar de que mi Patria
se expone a peligros piratas
hay días en que la cebada
crece sin obstáculo
el oro y las piedras preciosas
brillan bajo el cielo turquesa del altiplano
los yacimientos de gas y petróleo
simulan una danza turbulenta en el hormigón armado
las balas de totora
se balancean en el agua mansa
y la cantuta tricolor
flamea en la última contienda

Es el pueblo de mi Patria
que sirve de radio prendida
al discurso de Marcelo Quiroga
que enloquece a los del trono.

 

 

 

 

JARDÍN NOCTURNO

 

Al jardín bajé descalzo
para escribir un verso que huele a ti
mirar tu cuerpo en la retama
tus ojos de tigre

Ver cómo la hoguera
funde tus labios de escarlata
tu silueta miel de abeja
tus pupilas inflamables

Al jardín bajé descalzo
para interrumpir el silencio
y tras las palmeras
tus senos poder besar.

 

 

 

 

EXTRAÑO OFICIO

 

Me he dedicado
al extraño oficio de escribir poesía
porque la vida agridulce
es un póker de tres púas,
y en su vaivén, atado a mis sueños,
a mis lamentos
y a mi traje de ermitaño
caminé con una llaga en el costado
entre rosales y ataúdes

Escuché
el sollozo del trueno enfurecido
y vi ríos desembocando en el torrente;
aquel día
derramé mis poemas gota a gota
y escribí al amor, a mi hija, a la patria,
a la muerte
a las mujeres que me abandonaron
y a esas que abandoné
cuando me abría el pecho para sacarme
el líquido muerto de las costillas

Ahora estoy aquí vagabundo
con el corazón desdoblado
de frente a mi propio abismo
que me persigue como una amante
lloriqueando por las calles

Mis poemas son jazmines
barcos de dulces y sangrientas palabras
que germinaron desde mis nervios
apuñalados
con la tibieza del diario vivir,
desde pesadumbres y temblorosos rayos
que agotaban mi alma en la madrugada

A veces he querido que sean
estructuras de grandes edificios
y de obeliscos que adornan la ciudad
más que cartas de artesanos
son floreros anunciando
noticias cotidianas:
tarde se iban
y temprano volvían

A decir de mi poesía
mis versos han nacido
angustiosos, felices, rebeldes y caprichosos;
la libertad de escribir
se ha hecho necesaria a mi presencia,
y a los hijos de mi pulso
los defiendo a capa y espada.

 

 

 

 

REINA NEGRA
                                                                                                                                                   
A Dianke Sane, Senegal

 

Aquí en la poesía,
primero
la he besado por todas partes
y después
me desafió jugar al ajedrez;
yo era el rey de múltiples coronas
ella, la reina dispuesta a la batalla

A veces quería matarme
y volvía entre jadeos a la faena,
cara a cara con los párpados entreabiertos
nos miramos sorprendidos

Es cierto, hubo un espacio de frenesí,
de regalos, de caprichos
y de quitarle
su más preciado regalo al tiempo
cuando toqué la piel de una reina negra
y la hice de una realidad distinta

Con ese despliegue de joyero
dejó caer todos sus peones
sus luces verdes encendieron las torres,
encumbró sus dos alfiles
y la reina negra
llegó con sus blancos caballos por delante

Traían sus manos el calor de África,
dejó su cintura sometida a mis brazos,
sus nocturnos labios
pusieron relámpagos de amor
como cuando la Tierra fecunda recibe al sol

Inventamos paisajes, lluvias de terciopelo,
mapas sin fronteras y quebramos
de todo el mundo la configuración,
fue entonces cuando su cuerpo
ardió, se deslizó, provocó
y dividió en ruidos de cristal el silencio
porque ella sabía de la luz
como la estrella en las tinieblas.

Y yo rey de varios reinos
dominaba la cruzada,
navegaba de norte a sur
en sus cálidos huertos,
me desvivía por su encaje perfumado
para ser veleidosos causes al amanecer
para ser vida y muerte en el lugar tibio
de temblores y misterios
donde surge el hijo no nacido.

 

 

 

 

12 DEL DÍA

 

Mi madre murió
cuando el soldado desconocido
andaba sin escudo
desde entonces no festejo
el día de la madre
odio el siete perverso de infinitas puntas
y los espejos desprendidos
de toda realidad

Mi madre se fue como Mambrú
de espaldas, en un pulmón sin aire
y se llevó mis angustias
mis llagas de corazón abierto
mis entrañas de dolor cuchillo
y mis efervescentes desvelos
que a veces lloraban
como barcos enloquecidos al hundirse

Mi madre murió
cuando los Reyes Magos
andaban incompatibles
nada de incienso, ningún camino,
ninguna palabra
nadie supo del secreto
ni de la galaxia de capa suelta
cuaresma de gritar a boca abierta
ante el cielo
que se hundía arrodillado bajo las fachadas

Mi madre desapareció
envuelta en túnica de sándalos
con muecas como Cristo en el madero
inmóvil rostro que soñaba en posición fetal
no era el viento, la montaña
ni el silbido de los trenes
no era tampoco
la última cena puesta de cabeza
era mi madre la que puso
su verdadera historia al amor
era ella la que tejió
con pulso de primaveras, de lluvias y vientos
que adornaban mi infancia y juventud

Mi madre se marchó
de mirada en mirada
como una súbita alondra
cuando trajinaba la muchedumbre
cuando el enigma compartía su asombro
entre locutores de aire cortado
y sacerdotes de cuello muerto
que levantaban el cáliz odiosamente

Mi madre murió
bajo la quietud de un gris otoño
entre murmullos y melancolías
que cruzaban un día anochecido
¿saben ustedes señores
por qué el tráfico parpadea
con siniestras pestañas?

Mi madre cerró los párpados
en un abrir y cerrar de ojos
para reconciliarse con el eterno sueño
desde entonces
la casa está vacía
se tumbaron boca abajo los relojes
el silencio resbala por los muebles
y un inmenso árbol
creció en el camposanto

Mi madre se calló para siempre
y nunca más podrá cantar
“Adoro” de Armando Manzanero
ni podrá decir:
"naranjas, madeja, hasta luego,
aceitunas, dedal, buenas noches"
¿Saben ustedes señores
por qué se fue mi madre?

 

 

 

 

A VECES

 

A veces dicen que estoy muerto
y me río a carcajadas en un teatro
a veces dicen que el tiempo cierra las heridas
y me pregunto de qué llaga abierta será el que hiere
a veces dicen que el exilio come las ideas y principios
y yo les digo que tienen la razón

A veces dicen que los poetas nada hacen
y yo les contesto que se muerdan los labios de rabia
a veces dicen que una mujer desnuda como zancudo pica
y yo aseguro que es la araña la que muerde
a veces dicen que no puedes bañarte dos veces
en las mismas aguas
y yo explico que al tercer baño te encuentras con Heráclito

A veces dicen que las lágrimas reconfortan al espíritu
y yo afirmo que las mejillas son una playa de sal
a veces dicen que un sueño se parece a una cesta de luceros
y yo declaro que el Yo interno se levanta
en los confines del misterio
a veces dicen que poner nardos en las tumbas
es acordarse del ayer
y yo reitero que la cuarta dimensión
es la cicatriz del firmamento.

 

 

 

 

TE PERSIGUE MI AUSENCIA

 

Te persigue mi ausencia por las noches
cuando el reloj indica sus horas inciertas
y del ayer buscas el privilegio
huellas que entre llantos tus vísceras roe
para poseerte a ti misma con delirio
para gotear en cada hoja de tus sueños

Te persigue mi ausencia por las noches
cuando el reloj indica sus horas inciertas
y te maquillas como una perra enamorada
o te mientes sin asco para creerte perfecta
o te tiras de los pelos por ser la desamparada leona
o te torturas tristemente en cada amanecer

Te persigue mi ausencia por las noches
cuando el reloj indica sus horas inciertas
y te sientes bohemia con tu falda de fiesta
y lavas tus píes desesperada cada lunes
y atesoras tus angustias en cajas de cristal
y bautizas tu dulce carne ardiente con agua de canela.

 

 

 

 

BÉSAME

A Mariama Diallo, Senegal

 

La memoria de un hombre está en sus besos.

Vicente Aleixandre

Bésame
con todas las consecuencias arraigadas a tu ser
poseída por el gran deseo de tu corazón
de ser nosotros dos jardines colindantes
estaríamos entre ocres y amapolas

Bésame
con tus cumbres empinadas
sin teorías de la relatividad
como si estuvieses besando
un cuadro en blanco y negro

Bésame
en el séptimo día
junto a la penumbra de tu silueta
cuando las velas hagan su agosto
y tu vestido adivine lo prohibido

Bésame
con tus brazos cruzados en mi cuello
gatita micifuz
como si todos tus labios
fuesen el candado entre tú y yo

Bésame
en tu noviazgo de mujer enamorada
con los colores del arco iris en tus párpados
y con Dakar a nuestro alrededor
donde anduvimos a solas frente a la Catedral

Bésame
de una manera no convencional
como si fuese un regalo por fin entregado
en la pista de ida y vuelta
que nos une en diferentes trayectorias

Bésame
con tus pestañas bien juntas a las mías
tu ombligo espejo del mío
por estar encendida a mi lado
troncos y fierros ardieron en el bosque

Bésame
con esa incontrolable sensación de mareo
que desmorona cualquier partícula
como si nuestros besos
fuesen una réplica inmortal de lo indescriptible

Bésame
en señal de tu gravidez
orquídeas, quizá filigranas son tus cabellos
siempre fuiste suspiro arrancado del calendario
y yo, el obelisco de tu bella pradera

Bésame
bajo esa llovizna, rocío de nuestro edén
como si tus elipses cayesen
a mi chúcara geometría 
que desafia a tus ángulos semi ocultos

Bésame
simplemente, porque somos dos bocas andando
porque llevas mi cédula de identidad
porque yo soy, el relámpago que te hace relampaguear
y tú, el amor que me hace amar.

 

 

 

 

PERTENENCIA QUECHUA

¿Rendirme yo? ¡Que se rinda su abuela, carajo!
                                             
Eduardo Abaroa

 

Aquí nació
la hija predilecta de Simón Bolívar
salitre, algas y arena era su cuerpo
dos faros de alto quilate su diadema
y los muelles sus extremidades

Aquí hilaron
las aves un manto de vicuña
el Illimani escuchó el gemido de las olas
y las bautizó con quenas
con tarkas y charangos

Aquí brotó
el cobre, el oro y la plata
variedades de moluscos y peces
las gaviotas volaron de norte a sud
y la espuma jugaba con las rocas

Aquí trabajaron
hombres con rústicas herramientas
con overoles de bayeta
hasta que llegaron los extranjeros
y la riqueza se convirtió en la vía dolorosa

Aquí flameó
la tricolor en las colinas y en el agua
el fulgor del rojo encendió la sangre de Abaroa
el amarillo cubrió las ricas tierras
y el verde fue la frontera en el desierto

Aquí confundieron
civilización con poderío
se implantó una norma rapiña
Inglaterra detrás del invasor
y a cargar con todo por la fuerza

Aquí tejió
el enemigo la telaraña del crimen
entre pistoleros y capitanes
sin memoria, sin historia
y muy poca noción de la naturaleza

Aquí destruyeron
la Confederación Bolivariana
Portales, su Ejército y los tiranos
se aferraron a lo ajeno
y obedecieron a la Bolsa londinense

Aquí sembraron
metralletas y minas antipersonas en el límite
el Pacífico se convirtió en una contienda
en saqueos
y en allanamientos

Aquí usurparon
el Litoral hace más de un siglo
y desde entonces sangra una arteria
en el Cono Sur de América
eterna herida abierta en el Continente

 

Aquí bramó
el viento y las sirenas por la injusta invasión
Genoveva Ríos fue la niña héroe de la bandera
Juancito Pinto redobló los tambores a corta edad
y los Colorados defendieron la Patria

Aquí instalaron
aparatos, locomotoras a vapor
y el nefasto tratado de ultramar
jamás trajo consigo
ni paz, ni amistad.

 

 

 

LA PALLIRI *

 

La palliri
es una mujer solitaria en los desmontes
madre, esposa o quizá viuda
que emite señales a golpe de cincel
el martillo es su rosario
las piedras su oración
en la última entraña de la puna

La palliri
de trenzas gruesas y pálida sombra
martilla y martilla para encontrar el dorado
templa el aire de esperanzas
víspera de ilusiones es cada segundo
pero en su vieja canasta de mimbre
sigue ardiendo el fuego de la Inquisición

La palliri
dedos callosos y pómulos partidos
siembra semillas, jamás cosecha frutos
y en sus polvorientos atados
la vida tiene otro palpitar
cien gramos de estaño en la balanza
y toneladas de quebrantos en su estómago

La palliri
hija del telúrico temblor
recolectora de minerales en plena desolación
Penélope del altiplano entre cascajos
teje y desteje sueños en su mandil
y en el dobladillo de su pollera
encuentra las cruces de su existir

La palliri
más fuerte que el viento gélido de la pampa
más vulnerable que los dolores del alma
es un grito abrumador en el campamento minero
no fue a la escuela
nunca tuvo un sillón para apoyar su adolorido cuerpo
ni tampoco vino Dios a su encuentro.

 

* El apelativo de palliri viene de la palabra quechua "pallar" que significa recolectar. La palliri es generalmente una mujer que escoge, a martillazos, el mineral de las rocas.

 

 

 

 

PALESTINA CRUCIFICADA

 

Palestina
franja candente
dividida por zarpas embusteras
flagelada desde hace décadas
en Palestina se clausuran
las universidades con veneno

fabrican acuerdos de porcelana
y se rompen en colmillos
de lobos despiadados

Palestina
de riqueza y de dolor
de escombros y de ausencias
pero también de rebeldía con causa
barca encallada en tu propia casa
donde la chimenea despide su agrio olor

En Palestina caen bombas 
y sus calles se transforman
en adobes y en trozos de hormigón armado
en montículos de televisores
de muebles y de cuerpos machucados
cobarde aplastada 
como quien dice:
allí ellos teñidos de rojo
y nosotros aquí blindados
jalando más territorio

Sabemos que lo liviano
se hace pesado en este sector
que las uvas se convierten en tizón

y que el nacimiento de sus habitantes
está escrito por sus muertos
las estatuas hablan de sus héroes
su biografía
está plasmada en periódicos 
y en sus plazuelas protestan
contra la invasión de los asaltantes


Desde hace muchos años

quieren volver a su hogar
sin muros, sin vallas y sin colonos

no a las frases

adornadas con fósforo blanco 

los palestinos no han visto
sino arrodillado a su estandarte
no han encontrado
sino lágrimas en sus mercados
y a una comunidad internacional
que casi siempre
se ha hecho tercamente esquizofrénica

Los palestinos
son defensores de su nación
del pan que cae a sus platos
y de la veracidad que cubre sus alamedas
entre la Biblia y el Muro de los Lamentos
esta agresión

esta sangre coagulada
este yunque martillado día a día
cuando las miradas se buscan a tientas
por entre los matorrales
Ahora que la dirección está mal puesta
ataca el enemigo por el flanco derecho
cientos de niños
mueren junto a sus padres
cientos de mujeres
reposan inmóviles
cientos de ancianos
yacen descuartizados
y todos se preguntan
¿Irán esos niños de tiernos rostros al cielo?

Una vez más, desde Jerusalén
acribillaron a Cristo en Palestina
millones de Judas
cargados con poderosos clavos F-16
abrieron su pecho inmaculado 
sangra que sangra sus costillas
ante los ojos de una multitud
que clama por la justicia.

 

 

 

 

ADIÓS

 

Adiós
porque eres una rueda melancólica
una agonía despuntando en la vía férrea
todo es adiós
el futuro es adiós
la comida es adiós

Adiós
entre otros miles de adioses
que dividen el bien del mal
hasta llegar a nuevos horizontes
donde la lluvia no es lluvia
y el portón se cerró con plomo fundido

Adiós
con esta mirada de águila
con este bolígrafo hecho cuaderno
porque no conocen el vocablo perdón
a decir, entonces, desde la lejanía
otra movida es la pieza clave

Adiós
a ese cuerpo llorón y solitario
que se acuchilla en las venas
por su pecado a flor de piel
y por sus trémulos huesos
que crecen al revés

Adiós
a la tarde estremecida
entre mantillas y crespones
porque es traicionera como Dalila
o como ese payaso
que quiso ser más que payaso

Adiós
al tenebroso silencio de las macetas
al pez que salta y se cree Tarzán
porque ahora después del adiós
el secreto se desvela como mercurio
para decir:

Adiós
porque llegaste a este mundo
con todas las maldades juntas
con cara de túnel pasaste los años
y te fuiste
con tu catafalco mal armado.

 

 


100 mil poetas por el cambio
                                                Por Javier Claure C.     

El sábado 26 de septiembre, se llevó a cabo una velada cultural en los salones de la Asociación Educativa de Trabajadores (ABF) de Upplands Väsby, situado a unos 25 km al norte del Centro de Estocolmo. La “Asociación Cultural Raíces” convocó a un puñado de poetas, y a Maureen Prussing, guitarrista cantante que interpretó canciones de Violeta Parra y del grupo chileno “Los Jaivas”.  Karin Johansson, coordinadora del evento, habló, a grandes rasgos, sobre el propósito de dicha organización, y dijo que está orientada a difundir la cultura en general. Seguidamente Vetto Crespo, uno de los organizadores del evento, dio la bienvenida al público y a los participantes.

El poeta Mario Castro leyó una carta envíada por Julio Pavanetti, Presidente del Liceo Poético de Benidorm de España, agrupación que organiza cada año, junto con el Movimiento Poético Mundial (World Poetry Movement), el Festival “100 mil poetas por el cambio” en todas partes de mundo. Un párrafo de la misiva dice así: “... Son ya muchos años insistiendo en que la Paz y la Poesía son fuentes inagotables, años en que cada intento parece condenado al extravío porque las guerras siguen y los cambios para peor avanzan irremediablemente. Pero somos testarudos y apostamos a la vida, y en ella todo es ritmo, movimiento, ideas de luz abriéndose camino en la espesura. Nosotros tenemos la certeza de que la Paz es la principal utopía a ser alcanzada por esta generación, y la poesía es un buen camino para alcanzarla. Muchos años se han necesitado para demostrar que el mejor poema lo escribimos cada día, con cada gesto de humanidad que nos permite convertir a la poesía en acción Universal por la Paz”.

Los poetas participantes hablaron de su trayectoria en el ámbito literario. Carlos Albero Muñoz (Chile) leyó dos poemas titulados “Imagen de mi padre” y “El poeta impasible”. Vetto Crespo (Ecuador) dio lectura a poemas del poeta español Pedro Casaldáliga y del poeta chileno Enrique Durand. Mario Castro (Chile) leyó tres poemas: “El mármol”, “Nómadas”  y “De vez en cuando me acuerdo”. Por su parte, Javier Claure (Bolivia), leyó dos poemas: “La Palliri” y “Palestina crucificada” que pertenecen a su último poemario, “Réquiem por un mundo desfallecido”, publicado en Estocolmo en diciembre de 2014.

100 mil poetas por el cambio, es un acontecimiento que sale a luz, con mucha intensidad, el último sábado del mes de septiembre de cada año. El objetivo es proponer un cambio en este mundo esquizofrénico. Hoy en día, basta hojear un periódico para darnos cuenta que en el Planeta Tierra existen una serie de problemas. Hay conflictos sociales, racismo, guerras, hambre, neoliberalismo, xenofobia, violación a los Derechos Humanos, gente que escapa de las guerras etc, etc.

En realidad, todas las sociedades han sido conflictivas durante la historia de la humanidad. De lo que se trata es cómo, nosotros en calidad de seres humanos pensantes, vamos a realizar  la transición hacia una sociedad más justa y más perfecta de la que estamos viviendo.  La cosa no es muy sencilla. Hay muchas variables complejas naturalmente. Algunas de esas variables que siempre han tenido un carácter conflictivo son, por ejemplo, el dinero y el poder. En las sociedades tradicionales, la acción técnica no era orientada, digamos, a crear desigualdad entre sus miembros. Más bien estaban guiados por la religión, y se apreciaban los buenos modales. Pero cuando esa acción sobrepasa las fronteras de la legalidad, a través de los medios de productividad, y, además, crea injusticia y desigualdad, entonces nos encontramos frente a una sociedad moderna, en donde la opresión institucionalizada se manifiesta de las clases más poderosas sobre otras débiles. En las sociedades modernas, la tecnología ha influido enormemente en la vida de los seres humanos, y ha tenido, en cierto grado, un impacto negativo en algunos aspectos. Los valores éticos y morales se van deslizando por senderos desconocidos anteriormente. En este contexto, el sociólogo y filósofo alemán Jurgen Habermas, critica la relación entre la acción técnica y la acción comunicativa de las sociedades modernas.

Hoy más que nunca debemos comunicarnos para contrarrestar todas las maldades que aquejan a la humanidad. Entonces, talvez sería bueno que todos aporten con un granito de arena. Es decir, poetas, escritores, artistas, movimientos sociales y toda persona que quiere un cambio en lo político y en lo social. Así de esta manera, quizá, se logre remover, en sentido positivo, las consciencias de personas influyentes en las sociedades del mundo. El poeta español, Gabriel Celaya, solía decir que la “Poesía es un arma cargada de futuro”.

Ahí apuntan los 100 mil poetas por el cambio. 

 

 

Svetlana Aleksijevitj conversando con alumnos del Colegio de Rinkeby (Estocolmo).

Foto: Javier Claure C.

 

Los seres humanos no estamos hechos para matarnos, Svetlana Aleksijevitj en Rinkeby                      

                                                     Por Javier Claure C.

 

Svetlana Aleksijevitj, ganadora del Premio Nobel de Literatura 2015, fue agasajada el 9 de diciembre del año pasado en la Biblioteca de Rinkeby (Estocolmo). Llegó al lugar alrededor de las 10:30 de la mañana en compañía de su traductora, y entre aplausos se acomodó frente a un pequeño escenario. Los alumnos del Colegio multicultural de Rinkeby la recibieron, primero, dándole la bienvenida en diferentes idiomas. Luego, como es tradicional, entraron niños y niñas vestidos de blanco, con una vela en las manos, formando una fila de dos en dos, y entonando cantos populares navideños. Los alumnos que trabajaron varios meses en el proyecto relacionado con el Premio Nobel, leyeron dos obras de Aleksijevitj: "Los últimos testigos", una novela que trata de la supervivencia, la muerte, pero también de niños y niñas adolescentes que cayeron bajo las garras de la Segunda Guerra Mundial. La otra novela que estudiaron fue "Los chicos de latón", en la que se describe las peripecias de más de un millón de jóvenes rusos que participaron en la guerra contra Afganistán a finales de la década de los 80. Muchos de ellos murieron y fueron enterrados en ataúdes de latón.

Con todo ese conocimiento y con ayuda de dibujos y un folleto los alumnos explicaron, a grandes rasgos, la vida de Alfred Nobel. Uno de ellos dijo: "Alfred Nobel nació en 1833, era pobre. Su madre vendía verduras en una plaza para mantener a sus tres hijos. Después de cuatro años su padre les envió los pasajes para que se fueran a Rusia. Allí se hicieron ricos. Alfred se enamoró de Sofie Hess, una bella mujer que estaba junto a él por interés; se aprovechaba de su dinero". Otra alumna, Guleed Warsame, continuó dirigiéndose a Aleksijevitj: "he leído algunos de tus cuentos, son interesantes pero también aterradores. Casi todos los textos hacen alusión a niños y niñas que tratan de sobrevivir, a pesar de que sus padres han muerto. ¿Cómo puede ocurrir semejante situación en este mundo? ¿Cómo piensan los que matan a niños y niñas? ¿Por qué no podemos vivir en paz?" Al final del acto Aleksijevitj recibió un retrato de su persona hecho por Sumeya Babasharif. La galardonada del Premio Nobel tomó la palabra y emocionada pronunció: "Muchas gracias por todo lo que han hecho. Me gusta hablar con los niños y la juventud. Les agradezco porque en sus pequeños corazones existe un lugar para ese dolor que yo escribo en mis libros. Muy lejos de las fronteras de Suecia hay guerras hoy en día. Los seres humanos no estamos hechos para matarnos. Es la barbarie que ocasiona las guerras". También inculcó a los alumnos a estudiar con ahínco y a luchar en la vida para conseguir los objetivos trazados.

Gabriel Jovanovich, uno de los alumnos del proyecto que leyó algunos cuentos de Aleksijevitj, me contó que estaba impresionado por el sufrimiento y el trato que recibieron los niños durante la Segunda Guerra Mundial. De la misma manera, Raya Mustafa, manifestó que fue terrible lo que leyó, y que Svetlana Aleksijevitj tuvo coraje para escribir esas historias. No cabe dudas que los textos de Aleksijevitj impactaron a los alumnos de Rinkeby, porque lo que escribe en sus libros es llanto, sufrimiento y desesperación. Nadie más que ella tuvo la gran sensibilidad de recolectar testimonios y transcribirlos en papel. Deja correr esas voces con tonos de dolor para tocar los corazones de sus lectores. Así, una vez más, la Biblioteca de Rinkeby se convirtió en un auditorio en donde los niños y niñas pudieron conversar con la autora de "Voces de Chernóbil".


                                                        

Benidorm recibió a poetas de tres continentes *
                                                           Por Javier Claure C. 

 

El “Primer Festival Internacional de Poesía en Benidorm y Costa Blanca”, se llevó a cabo entre el 3 y 5 de marzo de este año. Evento organizado por el “Liceo Poético de Benidorm” que dirigen Julio Pavanetti y Annabel Villar. También colaboraron, en este acontecimiento, los Ayuntamientos de Benidorm y de Villajoyosa.
Benidorm se convirtió en el espacio elegido para recibir a 23 poetas de tres continentes. Me embarqué en bus desde Madrid, un día antes que empezará el Festival y llegué a destino a las seis de la tarde. En la Terminal de Buses, vi a dos personas con un cartel en donde estaba escrito mi nombre. Eran Ana y Josefina que me esperaban para llevarme cordialmente al hotel.

La primera jornada cultural empezó, el día jueves 3, a las cinco de la tarde en el Edificio Torrejo (Fundación Turismo de Benidorm). Julio Pavanetti, director del Festival, habló y dio la bienvenida a los poetas participantes. Luego el poeta chileno, Mario Castro Navarrete, presentó el poemario: “20 poemas desesperados y una canción de amor” del poeta holandés Wil Heefer. Otro libro que se presentó fue: “Anfitriones de una derrota infinita” del poeta español Joaquín Juan Penalva, a cargo del crítico literario Eduardo Boix. A continuación, el guitarrista, Kike Argandoña, deleitó al público con música clásica y flamenca. Finalmente se presentó el libro “Danzas de amor y duende” del poeta italiano Gianpaolo  Mastropasqua. El Alcalde de Benidorm, Antonio Pérez, y la Consejal de Cultura, Ana Pellicer, también dieron la bienvenida a los poetas. Acto seguido, se sirvió un vino de Honor con una variedad de bocaditos salados y canapés. Y así pasó la tarde entre lectura de poemas, música y aplausos.

La segunda jornada del día viernes 4 se inició a las 11 de la mañana con el primer recital de los poetas, evento que se efectuó en el Salón de Actos del Casal del Fester de Benidorm. En esa misma ocasión, el poeta cubano, Javier Mederos, presentó la Antología del Liceo Poético de Benidorm titulada “¿Hay cura para el amor?”. Por la tarde se hizo una visita al Museo del Chocolate. Y posteriormente, a las 18 horas, comenzó la lectura de poemas en el Auditorio del Llar del Pensionista de Villajoyosa, con intermedios musicales por la Orquesta de Cuerdas del Ateneu Musical de Villajoyosa. Participaron grupos de bailes tradicionales como “L’Almadrava” y “Centener”. El acto fue abierto por, María de los Ángeles Gualde, Consejal de Cultura del Ayuntamiento de Villajoyosa.

La tercera y última jornada del día sábado 5 empezó a las 9 de la mañana con un paseo por el centro de Benidorm a cargo de un guía, y una visita al Museo L’Hort de Colón. A medio día se emprendió con la lectura de poemas e intermedios musicales por la violinista cubana Esperanza Verdecia.
La clausura del Festival Poético se realizó en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Benidorm. Veintitrés poetas provenientes de América, de África y de Europa dieron a conocer, con diferentes tonos de voces, sus trabajos hilvanados con musicalidad, belleza y fantasía. Desde Benidorm salían los poemas volando como pájaros multicolores para llegar al puerto de los avatares de la vida. Eran versos que iban cargados de erotismo, de amor, de metafísica, pero también de dolor. La Orquesta de Pulso y Púa del Ateneu Musical de Villajoyosa estuvo presente agradando al público con sus temas musicales. A las 21 horas comenzó la cena de despedida con la entrega de diplomas a los poetas participantes.

El encuentro finalizó el día domingo 6 a las dos de la tarde. Pero algunos poetas, entre ellos yo, nos quedamos muchas horas más. Y a eso de las 16 horas, ya fuera del programa oficial, nos llevaron a  visitar Guadalest, un Castillo que está situado a 23 kilómetros de Benidorm. Fue construido, entre montañas,  en el siglo XI en la época musulmana. Así se mimetiza entre las rocas, aunque se puede observar, como señal de vida, una torre blanca saliendo de un enorme peñasco. Guadales fue lugar de asentamiento para los musulmanes, y desde esa torre controlaban al enemigo.
En conclusión: fueron tres hermosos días inolvidables e intensos de poesía, se notaba un ambiente de camaradería, en donde uno estaba pendiente del otro. Los momentos de almuerzo y pausas, siempre con bromas y anécdotas, fueron una excelente oportunidad para conocer a los poetas. Para mí fue una bella experiencia, enriquecedora en todo sentido. Hice amistad con nuevos colegas poetas. Un detalle que me gustó mucho fue ver, en la puerta del hotel, las banderas de los países de los poetas invitados. Debo confesar que sentí mucho orgullo y honor al ver la bandera boliviana.

Pues una vez más, por medio de este escrito, quiero agradecer a Julio Pavanetti y Annabel Villar por haberme invitado a este exitoso encuentro poético. El Festival en sí, dedicado a lo más sublime de los sentimientos, puso en manifiesto aquello que decía el poeta español Lope de Vega: ”La raíz de todas las pasiones es el amor. De él nace la tristeza, el gozo, la alegría y la desesperación”.

 

Ángela Nzambi (Guinea Ecuatorial)

Dilercy Adler (Brasil)

Remedios Álvarez (España)

Javier Claure Covarrubias (Bolivia/Suecia)

Wil Heeffer (Holanda)

Joaquín Juan (España)

Begona Montes (Brasil/España)

Germnai Droogenbroodt (Bélgica)

Gianpaolo Mastropasqua (Italia)

Peter Völker (Alemania)

José Luis Labad (España)

Flaminia Cruciani (Italia)

Jun Carrizo (Argentina)

Nieves Viesca (España)

Dolan Mor (Cuba/España)

José Martínez (España)

Pietro Berra (Italia)

Tomaso Kemeny (Hungría/Italia)

Youssef Rzouga (Túnez)

Laura Garavaglia (Italia)

Rica Elena Lupu (Rumanía)

Maria Juliana Villafané (Puerto Rico)

Mario Castro (Chile/Suecia/Rumanía)


                                                     Ishiguro es una mezcla de Kafka, Austen y un poco de Marcel Proust

                                                                   Por Javier Claure C.

Como todos los años en estas fechas se lleva a cabo, aquí en Estocolmo, muchos acontecimientos relacionados con el Premio Nobel. Más exactamente, el 7 de diciembre, de cada año a las 17:30 (hora sueca) en un hermoso salón del edificio de la Academia Sueca, da su discurso el Premio Nobel de Literatura. Miembros de dicha Academia y un público exclusivo se dan cita en el recinto para escuchar las palabras del laureado con el Premio más famoso del mundo. Acudí, una vez más, a este solemne acto pero a diferencia de las veces anteriores, llegué al local casi 50 minutos antes que empezara el discurso Nobel de Kazuo Ishiguro. Este hecho permitió ubicarme en tercera fila. Así que pude observarle minuciosamente al conferenciante. Cuando llegó la hora indicada, la secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius, junto a Ishiguro salieron de una puerta lateral. Los presentes se pusieron de pie, y los aplausos estallaron en el salón pulcro de paredes blancas con decoraciones doradas y luminosas arañas que colgaban del techo. Acto seguido, el silencio se apoderó del aposento. Ishiguro con el pelo bien corto, impecablemente vestido de terno negro, camisa blanca, zapatos negros y una corbata ploma con jaspes blancos, se sentó en la primera fila en la sección donde se encontraban los miembros de la Academia. Mientras tanto, Sara Danius, dio la bienvenida al público e inmediatamente cedió la palabra a Ishiguro, quien se dirigió a la tarima. Y desde allí dijo en tono humorístico: “Escuché que la puerta por la cual atravesamos Sara Danius y yo, se abre solamente dos veces al año. Me siento honrado por ser una de las personas que ha cruzado esa puerta. Me pregunto si la puerta está cerrada con llave, si trato de salir por el mismo camino” (risas). Luego empezó su discurso titulado “Mi velada con el siglo veinte y otros pequeños descubrimientos”. Un texto de 10 páginas que describe cronológicamente la vida y los episodios por los que pasó Ishiguro.

Su padre era científico, un oceanógrafo a quien el Gobierno británico le había ofrecido un trabajo. Así llegaron a Inglaterra, toda la familia, en abril de 1960. Kazuo tenía apenas 5 años. Estudió el nivel primario en un colegio de Guilford, una ciudad ubicada a 43 kilómetros del centro de Londres. Y cursó sus estudios secundarios en otra ciudad próxima a la que vivía. También asistía a la catequesis y formó parte del coro de una iglesia. Al referirse a esa época dice: “Cuando iba de visita a casa de un amigo, sabía que tenía que ponerme de pie en cuanto entraba un adulto en la habitación, aprendí que durante una comida debía pedir permiso para levantarme de la mesa. Al ser el único extranjero del barrio, me perseguía una suerte de fama local”. Sin duda alguna que se integró en la sociedad inglesa. Pero también es cierto que la influencia de sus padres en el hogar, marcaron tradiciones niponas en la vida del laureado. Este hecho hizo, quizá, que mantenga una imagen viva, y a distancia, de la cultura japonesa. Cuando habla de sus padres agrega: “La intención de mis padres era que regresásemos a Japón  dentro de un año o tal vez dos. Durante nuestros primeros once años en Inglaterra vivimos en un permanente estado de vuelta a casa el año que viene. Mis padres seguían siendo visitantes y no inmigrantes. A menudo comentaban entre ellos las peculiares costumbres de los nativos sin sentirse en absoluto impelidos a adoptarlas”. Todo esto confirma lo ya conocido en muchas familias inmigrantes en algún país. Es decir, viven con un pie en el país de origen y con el otro en el país acogedor, planificando el retorno a casa. Pensamiento, que con el tiempo, se va languideciendo; ya que los miembros de la familia estudian, trabajan y forman sus propias familias. O sea, van echando raíces en el país hospitalario. Entonces lo que parecía pasajero, en un momento determinado del tiempo, se torna en una eternidad. Y con una verdad de por medio: los padres que llegaron a una edad avanzada difícilmente adoptan las costumbres del país acogedor, y no suelen aprender bien el idioma. Pero también debo decir que obviamente hay excepciones.

Según las palabras de Ishiguro, el alejamiento físico de Japón y de su ciudad natal Nagasaki ha contribuido, de alguna manera, a que se formara como escritor. En su discurso mencionó: “Cada mes me llegaba un paquete de Japón con los cómics, revistas y boletines educativos del mes anterior, que yo devoraba con fruición. Los comentarios de mis padres sobre sus viejos amigos, parientes y episodios de sus vidas en Japón, me proporcionaron imágenes e impresiones. Además, yo tenía mis propios recuerdos de mis abuelos, de mis juguetes favoritos, de la casa tradicional japonesa, de mi parvulario, de la parada del tranvía, del perro feroz que vivía junto al puente, de la silla del barbero etc”. De hecho, todos estos recuerdos son recursos en potencia para la imaginación de un escritor o de un poeta. El haber dejado su país a muy temprana edad puso en movimiento su imaginación con todo ese material acumulado en su mente. Podríamos decir, entonces, que antes de convertirse en escritor poseía mucha materia prima para pulir. No cabe duda que sus estudios de Literatura Inglesa y Filosofía en la Universidad de Kent, y después su posgrado en escritura creativa en la Universidad de East Anglia, contribuyeron también a su éxito como escritor.

El autor de “Pálida luz en las colinas” confesó que aprendió mucho de Marcel Proust, especialmente en la ordenación de los acontecimientos y las escenas en una novela que no sigue necesariamente la lógica de la cronología, ni la de una trama lineal. También se siente influenciado, entre otros escritores y cantantes, por Franz Kafka y Jane Austen. Con razón la secretaria de la Academia, Sara Danius, comentó: “Kazuo Ishiguro es una mezcla de Jane Austen y Franz Kafka, pero también hay que añadir un poco de Marcel Proust”. En octubre de 1999, el galardonado visitó Auschwitz, el campo de concentración  situado en territorio polaco e invadido durante la Segunda Guerra Mundial por la Alemania nazi. De seguro que su memoria fue ocupada por los recuerdos del bombardeo atómico a Nagaski en 1945. De esa visita ha manifestado: “Tuve la sensación de haberme acercado mucho, al menos geográficamente, al corazón de la oscura fuerza bajo cuya sombra creció mi generación. En Birkeneau , una húmeda tarde, contemplé las ruinas de las cámaras de gas –extrañamente descuidadas y abandonadas- prácticamente como las habían dejado los alemanes después de volarlas y huir del Ejército Rojo”. Y se pregunta: ¿Qué debemos recordar? ¿Cuándo es mejor olvidar y mirar hacia adelante?

Preguntas que ponen en alerta a nuestra memoria en este mundo que nos ha tocado vivir. Ishiguro ha trabajado como asistente social y con personas que no tienen casa. Tal vez por esta razón ha dicho que en su carrera se ha topado con individuos que sufren enfrentándose a los recuerdos de su pasado y, además, afirma que esta realidad se puede aplicar a las comunidades y a las naciones. La Academia Sueca explicó que los temas más recurrentes en la obra de Ishiguro son: la memoria, el tiempo y el autoengaño. Y que el escritor, inglés de origen japonés, explora sobre lo que se debe  hacer para sobrevivir como individuo y como sociedad. Otros expertos en asuntos “ishigurianos” aseguran que en sus obras indaga cómo la memoria se relaciona con el olvido, la historia con el presente y la fantasía con la realidad. En otras palabras, Ishiguro trabaja con ese filtro que tenemos en la mente, y que nos permite almacenar información en conformidad con nuestro entorno social, nuestro trabajo, estudios, capacidad intelectual etc. Pero también es posible que esa información acumulada  sea errónea o, en su caso, vaya alterándose para seguir un camino desfigurado lejos de los buenos modales, la ética y la moral. Para, finalmente, caer en el autoengaño. Además, es preciso señalar que la información que no se activa o no se repite, para formar surcos cerebrales, se va borrando con el tiempo hasta llegar al olvido. Probablemente por todo eso, el homenajeado ha escrito sobre personas que se debaten entre olvidar y recordar.

Ishiguro, en su disertación, hizo algunas incursiones en la esfera política: “El año 2016 marcado por sorprendentes, y para mí deprimentes, acontecimientos políticos en Europa y en Estados Unidos, y de nauseabundos actos de terrorismo por todo el planeta, me obligó a admitir que el imparable avance de los valores liberales que había dado por garantizado desde mi infancia podría haber sido una mera ilusión”. En concreto, el liberalismo es una doctrina política que aboga por la libertad individual y el dinamismo privado, siendo su máximo objetivo la no intervención del Estado. Dicho de otra manera, el liberalismo pone en tela de juicio la relación entre los seres humanos y la sociedad, tomando en cuenta el poder político, las leyes, la justicia, los derechos, la propiedad etc.  Y lo que señala Ishiguro, no es sino la decadencia de las fuerzas políticas en los países del mundo. La defensa de las libertades y derechos que atañen a los individuos, a grupos políticos, a gobiernos, a las instituciones y a las autoridades públicas; ha tomado rumbos totalmente inaceptables. En muchas partes del mundo existe una degeneración en la vida política. Y, por consiguiente, ha surgido desigualdad, soberbia, deterioro en los sistemas democráticos, xenofobia, desfalcos, matanzas, racismo, falsedad, cinismo, regímenes totalitarios y corrupción, incluso en los países con democracias establecidas. Dos ejemplos claros de todo esto: el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-Un, un joven, de peinado extravagante, sin mucha experiencia en la política y relativamente ignorante. Donald Trump, un exmagnate de la construcción, también ignorante en muchos aspectos y soberbio como sus antecesores. Con sus amenazas de una guerra nuclear ostentan su poderío militar, y pueden llevar a la humanidad a una hecatombe mucho más devastadora de lo que se vio en Hiroshima y Nagasaki.

Ishiguro ratifica también que después de la caída del Muro de Berlín, han surgido enormes desigualdades de riqueza y oportunidades entre países y dentro de los mismos países. Y en la misma dirección señala: “En particular, la desastrosa invasión de Irak de 2003 y los largos años de políticas de austeridad impuestas a la gente corriente después de la escandalosa crisis financiera de 2008, nos ha llevado a un presente en el que proliferan ideologías de ultraderecha y nacionalismos tribales. El racismo, en sus formas tradicionales y en sus versiones modernizadas y maquilladas, vuelve a ir en aumento, revolviéndose bajo nuestras civilizadas calles como un monstruo que despierta”. Evidentemente, la bochornosa invasión a Irak bajo el pretexto de que Saddam Hussein estaba en poder de armas de destrucción masiva, fue el estandarte de Estados Unidos para consolidar su poder en el mundo, y así evitar que su hegemonía sea disputada por otros países. El populismo ultranacionalista en muchos países europeos,  los partidos de ultraderecha que se acomodan en los Parlamentos de Europa son instrumentos, cuyos efectos tienen su desenlace, entre otras cosas, en ese “racismo modernizado y maquillado”.  Pues bien, Kazuo Ishiguro es un escritor audaz porque ha transgredido el tradicional discurso Nobel. A diferencia de sus antecesores, habla de política, de racismo, de la caída del Muro de Berlín etc. Es dueño de un lenguaje que ha sabido relacionar la historia con el presente. Por lo tanto, escribe con vigor emocional sobre los valores liberales, de su Japón posnuclear, de la aristocracia británica, de la memoria colectiva y de la conciencia frágil que nos puede engañar.


                                  Los seres humanos nos necesitamos unos a otros

                                                           Por Javier Claure C.

Por vigésima sexta vez, el 12 de diciembre del año en curso, la Biblioteca de Rinkeby, situada a 11 kilómetros del centro de Estocolmo, recibió al Premio Nobel de Literatura. Este año el galardonado es Kazuo Ishiguro nacido en Nagasaki (Japón) en 1954, y residente en Inglaterra desde los 5 años. Ishiguro llegó al lugar indicado alrededor de las 12:45 (hora sueca) acompañado de su mujer Lorna MacDougall y su hija Naomi Ishiguro. Apenas entraron a la Biblioteca se escucharon palmadas de aplauso. Los invitados tomaron posición en primera fila y en orden consecutivo ingresaron niños y niñas del Colegio Askeby con batas blancas y velas en las manos. Y bajo la batuta de Rolando Pomo entonaron, entre otras melodías, la famosa canción navideña “Santa Lucia”. Participaron también en este “acto Nobel” estudiantes de las clases 8A y 7- 9 D del Colegio de Rinkeby, quienes le dieron la bienvenida a Ishiguro en diferentes idiomas, incluso en japonés. Maryan Artan y Leila Friberg fueron las maestras de ceremonia, y explicaron que durante el otoño sueco leyeron la novela de Ishiguro titulada “Nunca me abandones”. Novela que fue editada el año 2007 por la Editorial española Anagrama, y que fue llevada a la pantalla el año 2011. Los adolescentes confesaron que el mensaje de la novela había calado por las fibras de sus sentimientos. Y agregaron: “Es un libro muy triste. Los seres humanos nos necesitamos unos a otros, y los adolescentes de la novela no tienen familia. Es horroroso que la ciencia se preste para crear clonaciones humanas”. Ilhan Bashir reveló: “Cuando leí la novela, mi cabeza se llenó de imágenes. La vida de Kathy, Tommy y Ruth es realmente cruel. Nunca olvidaré el contenido de este libro”. De la misma manera, Sabina Mustafa expresó: “A medida que iba leyendo la novela, cada frase me introducía en esa triste historia”. En el folleto elaborado por los estudiantes hay retratos de Kathy, de Ruth y de Tommy.

Las confesiones escritas arriba tienen un alto grado de certeza. A grandes rasgos, “Nunca me abandones” es una novela de ciencia ficción con tres protagonistas: Kathy, una adolescente atenta, cuidadora y solidaria con sus amigos. Pero, sobre todo, curiosa de conocer la verdad. Ruth, otra adolecente un poco egoísta y con tendencias dominantes. Tommy, un muchacho rebelde que no acepta la realidad ni su entorno, sino más bien intuye que algo se esconde debajo de la vida que lleva. Estas tres personas viven en un Internado de nombre Hailsham, rodeado de colinas y hermosos bosques frondosos. Sin embargo, este establecimiento educativo es muy diferente a los demás porque, en el fondo, los alumnos son educados para donar sus órganos a quien lo necesite. Con el correr del tiempo Kathy, Ruth y Tommy construyen una relación fuerte de amistad en el Internado, donde además viven otros adolescentes y personajes secundarios. Su maestra, la señorita Lucy, les recalca que son personas muy especiales. Y, de esta manera, se crea un ambiente de curiosidad, pero también de muchas incógnitas. En realidad, “lo especial” de esos alumnos encerrados en un inmenso local; es que son clones humanos. Y como tal, no tienen padres ni familia. Es decir, son una reproducción de carácter asexual, llegados al mundo, digamos así, por medio de una brujería realizada en laboratorios sofisticados. Y a pesar de su aspecto humano tienen diferente identidad, personalidad y comportamiento. Son seres incompletos con una individualidad extraña sin padres, sin familia, sin amor, sin esperanza, sin sueños, sin fiestas y un entorno social muy reducido. Lo más asombroso y aterrador es que pasan los años. Y llegará un día en el que serán convocados a un quirófano para extraerles sus órganos uno a uno. Kazuo Ishiguro narra estos episodios magistralmente, pero sin ningún trasfondo científico que defienda la clonación humana.

Volviendo a los estudiantes, una muchacha manifestó: “Es muy positivo pertenecer a una de las tantas culturas, aquí en Rinkeby, en donde se habla varios idiomas. Además, uno observa la realidad desde diferentes perspectivas. La cultura, la religión y la economía influyen mucho en la vida de los seres humanos. El dinero proporciona poder y estatus. La compasión desgraciadamente puede desaparecer. Si una persona, como nosotras, vive en Rinkeby, tiene la piel oscura y utiliza “hiyab” (palabra en árabe que significa velo. Las mujeres musulmanas suelen utilizar este hiyab para cubrirse la cabeza y el pecho), entonces es posible ser expuesta al racismo. Tenemos experiencias de ese trato”. Con estas palabras, los estudiantes de Rinkeby tocaron importantes aspectos sociológicos.

Para empezar, la población de Rinkeby está compuesta por inmigrantes que llegaron de todos los rincones del mundo. De África, de Europa, de Asia, de Oriente y de América Latina. La coexistencia de culturas ha hecho posible la tolerancia, y a convivir en paz con diferentes tradiciones, costumbres, idiomas, artes culinarias, tiendas exóticas etc. La gente que vive en este sector es de origen proletario, pero también es cierto que existe un alto porcentaje de cesantía y los ingresos son más bajos comparando con otros lugares de Estocolmo. Tomando en cuenta estos parámetros, no es de extrañar que se hayan dado confrontaciones entre la Policía y la juventud, mayoritariamente extranjera, de Rinkeby. En un conflicto ocurrido en junio de 2016, muchos jóvenes expresaron su preocupación por la falta de trabajo, y que el Gobierno se ha olvidado de ellos. En otras palabras, no los considera como una parte de la sociedad sueca. Como respuesta a estos dichos el Primer Ministro, Stefan Löfven, prometió tomar medidas para mejorar la vida en esta zona. Pero lo realmente alarmante, en este contexto, es que el partido Demócratas de Suecia (Sverigedemokrater), liderado por Jimmie Åkesson, va ganando adeptos cada año que pasa. Básicamente es un partido político que tiene orígenes neonazis y es de carácter xenófobo. Desde su llegada al Parlamento, en 2010 con el 5.7% de los sufragios, va creciendo de manera asombrosa. Hoy en día es la tercera fuerza política de Suecia, y está en sus manos el equilibrio de poder.
Algunos puntos de su programa político son: restringir la inmigración, aumentar el presupuesto militar, unirse a la OTAN, pruebas estrictas del idioma sueco y cultura a los inmigrantes que soliciten la ciudadanía sueca, prohibición de atención médica y dental a los inmigrantes indocumentados etc. Y como si fuera poco, es un partido que tiene sus dardos bien afilados contra la religión musulmana. Richard Jomshof, portavoz de justicia de los Demócratas Suecos, ha dicho en una entrevista que el “islamismo es como el nazismo”.
El ex miembro del Comité de Justicia, Kent Ekeroth, un acérrimo enemigo del Islam, considera que esta religión es muy peligrosa.  Y en su blogg ha escrito cosas como: “Me da bronca cuando enciendo la televisión y veo a una persona que no es sueca. Prefiero una bomba de hidrógeno antes que el Islam”. Como podemos observar, hay mucho de cierto cuando las alumnas del Colegio de Rinkeby manifiestan ese racismo que sienten, por el único hecho de llevar un “hiyab”.

No obstante todas esas tendencias negativas, Suecia es un país de bienestar, en donde la enseñanza a nivel primario, secundario y universitario es completamente gratuita. La persona que realmente quiere estudiar una carrera universitaria, tiene derecho a solicitar un préstamo de estudios, independientemente si viene de un hogar proletario. A diferencia de los clones humanos de la novela de Ishiguro, los adolescentes de Rinkeby tienen padres, familia, entorno social, esperanzas y, naturalmente, sueños. Precisamente esos sueños y anhelos que tienen metidos en la cabeza exteriorizaron ante Ishiguro, su familia y el público.

Un estudiante dijo por ejemplo:

-    Mi sueño es ser médico y deseo crear una organización para ayudar a la gente pobre. Soy de Irak y vivo en Suecia.

Otra alumna confesó:
-   Mi sueño es ser abogada.

Una tercera persona exclamó:
-   Mi sueño es crear la paz en el mundo.

Pero el que se llevó aplausos de la sala es un estudiante somalí, quien declaró:

-          Mi sueño es ganar el Premio Nobel.

Y para terminar la ceremonia se leyó un texto con el siguiente mensaje:
El sentido de la vida es cambiar el mundo para que sea mejor habitable. Algún día nos vamos a morir, y queremos dejar huellas positivas y alegres en esta Tierra. Tener sueños en la mente nos ayuda en el vaivén de nuestras vidas. Después de estas palabras Kazuo Ishiguro totalmente emocionado y casi con lágrimas en los ojos – como él mismo lo expresó – se levantó de su asiento, tomó el micrófono y pronunció: “Ayer me invitaron al Castillo Real y me senté al lado de la reina. Pero quiero confesarles honestamente que la actuación que han preparado para hoy, me ha conmovido profundamente. Ustedes me han obsequiado un hermoso recuerdo que lo llevaré en mi memoria. Aquí está el futuro, porque así lo han demostrado. Muchas gracias”.  Naomi Ishiguro escuchaba muy atenta las palabras que salían de la boca de su padre, mientras las lágrimas le corrían por las mejillas.

 

 

 


Webmaster: soydelfrater1@gmail.com