Nombre: Usue Mendaza Urtiaga
Lugar de nacimiento: Vitoria - Gasteiz, España
Residencia actual: Benidorm, España
Miembro desde: 19/05/2011 




Poemas incluidos en esta página:
 

 

- Huelga.

- Tiramisú de ensueño. 

- No hay flores en mi ático.

- A tientas.

- A lo lejos un blanco velero.

- Camino rociero sin ti.

- Por querencia... besos.

- Enjambre.

- Ojo que abarca leguas. 

- .

- .

- .

- .

- .

- .

- .



 

HUELGA

“Y el mar fue y le dio un nombre y un apellido al viento y  a las nubes un cuerpo y un alma al fuego.”

Rafael Alberti

Reza  el mar cada día para que no le tiñan

de oro negro nuestras torpes manos

que es la olorosa salitre del puerto,

las redes de pescador y el alimento varado.

 

Huele el mar a brújulas de aguja,

a secretos baúles y a sueños en patera.

Huele a mapas y a diarios de piratas,

a vieja plata robada y a  fiel marea.

 

Pero un día de neblina, sus aguas,

declaradas en huelga perpetua,

se despedirán de todos  nosotros

en señal de enérgica protesta.

 

Serán invisibles los océanos y el horizonte

los  juegos de playa y los castillos de arena.

Ya no olerán a pescado  las lonjas de los puertos

ni descubrirán tierra firme las bucaneras.

 

Reza el mar cada día para que no le tiñan

de oro negro nuestras torpes manos

si queremos devuelta nuestra infancia

de aquellos lejanos años dorados.

 

Pero un día de neblina, sus aguas,

declaradas en huelga perpetua,

se despedirán de todos nosotros

en señal de enérgica protesta…

 

Y se inundarán las islas Tahití y Caimán,

si ya todavía… no lo han hecho.

Y se derretirán los  techos de los glaciares

y no habrá lluvia, ni hierba ni nubes en el cielo.

 

 

 
 

 

TIRAMISÚ DE ENSUEÑO

“…Existen mujeres que aman a un hombre de la misma manera que comen una comida anhelada...”

Jens August Schade

 

Somos un tiramisú de ensueño.

 

Nos separamos como las claras

y las yemas de los huevos.

En un tazón yo y en otro tú.

 

Nos secamos de cariño,

como se escurren las cerezas,

fruta en almíbar.

 

Y le pusimos cacao

a nuestra historia,

pero sin azúcar ni chispa.

 

Somos un tiramisú de ensueño

al que le faltó la última guinda.

 

 

 

 

NO HAY FLORES EN MI ÁTICO

 

“La senda de la virtud es muy estrecha y el camino del vicio, ancho y espacioso.”

Miguel de Cervantes Saavedra.

En mi ático secreto

no hay enredaderas,

ni blancos parasoles,

ni vistas a la ciudad.

 

En mi ático secreto

no hay farolillos de noche

ni cojines ni balancines

para el sosiego del alma.

Tampoco verdes trepadoras

ni sofás ni barandas.

 

En mi ático secreto

no hay fuentes de buen vino,

ni flores para profundas macetas.

Tampoco pájaros al viento,

ni ilustres invitados a cenar.

 

En mi ático secreto sólo hay

grietas y viejas goteras,

que corretean como miserias

de muñecas despeinadas

jugando a ser dos amantes

en un simple… menage a trois.

 

 
 

 

 

A TIENTAS

“…A tientas hasta que una noche

se queda uno sin cómplices ni tacto

y a ciegas otra vez y para siempre

se introduce en un túnel o destino

que no se sabe dónde acaba…”

Mario Benedetti

A ciegas con los ojos,

a tientas con las manos,

pasamos por la vida

dormidos o esperando

a que se produzca un milagro

que nunca llega.

Y la Esperanza espera y espera.

Y nunca se cansa de esperar.

 

 
 

 

 

A LO LEJOS UN BLANCO VELERO

 

 

Balcón en un hotel de balneario.

Cortinas recogidas  y tejidas a crochet,

sometidas a los vaivenes de la brisa

de un aire  playero y afrancesado

del paseo del Inglés.

En el sofá una mujer embebida

en el sueño de una tarde de verano.

 

Silencio y tictaqueo.

Un reloj de péndulo

cumple con la sonería

de su última campanada.

Siete y media.

En la cómoda un jarrón

inerme a la fuerza de Céfiro.

 

Brusco hálito de aire.

Despliegue de pétalos y cristales.

Letargo  interrumpido de una mujer

que se consume en el momento final

de su gélida existencia.

 

Silencio roto por un viento

que desordena las hojas manidas

de una agenda que no fue abierta al azar.

En mayúsculas “VISITA DE MI  HIJA”.

 

Alguien llama a la puerta.

Silencio.  Es tarde. Nadie contesta.

 

Afuera, en Niza, la vida sigue

y  un blanco velero

navega a ochenta nudos

con la fuerza de la tramontana.

 

 



 

 

CAMINO ROCIERO SIN TI

“Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso,

¡qué soledad errante hasta tu compañía!”

Pablo Neruda

Como bien dijo un poeta

se hace camino al andar

y en arenoso camino

ando mis desconsuelos.

Desde mi cintura,

llego al cielo, pero yo

no te siento.

¿Dónde bailas, mi bailaor?

 

Cada zapateo mío

es un guiño por tu ruidoso silencio

en decir solamente un  te quiero.

 

Presentes mi primera

 y cuarta sevillana,

mas por tu ausencia,

mis manos son paloma

que busca, a mis ojos,

tu invisible vuelo.

 

Mi Virgen del Rocío,

¿No ves que soy una bailaora…

sin su bailaor eterno?

 

 



 

 

POR QUERENCIA… BESOS

“En un beso... sabrás todo lo que he callado.”

Pablo Neruda

Besos que hieren,

besos que sanan.

Besos que se olvidan

y besos eternos

que sobreviven

al tiempo de lo vivido.

 

Besos que perduran,

en segundos, en minutos

en horas, en años

y en la Historia.

 

Besos prostituidos

de rojo carmín,

en oscuras esquinas

y pequeñas alcobas.

 

Besos de primera

y besos de segunda.

 

Al fin, todos ellos besos…

 

Besos de cine,

besos para la memoria

con fotos en blanco y negro,

besos para la censura,

besos prohibidos y

besos que liberan

simplemente…besos.

 

Por querencia y química,

somos besos y agua.

Somos  agua… y  besos. 




 
                    

ENJAMBRE

“El Centro Comercial es la nueva catedral de la sociedad actual.”

José Saramago

Colonias del derroche son colosos en los que yo,

abeja obrera de un enjambre,prendo la llama,

la contengo y sin embargo, me quemo.

 

Son paraísos donde dormita nuestro tiempo de ocio,

se apartan los ojos encontrados, se secan los brezos

y se envenenan mis zarzas.

 

Sociedad  de redes asociales en lejanos enjambres

en los que cada abeja administra  sus curativas mieles.

 

Maldita la pena que incluso mi poca miel es de mentira,

Mis panales,  en sequía, dan fe con martillos y togas, 

de vigorosas telarañas y aristas que se cruzan sin sentido.

 

¿Guardaste, abeja reina, entre tus ricos anaqueles,

mis piruetas y maniobras por alzar tu dorado cetro?

 

Tuyo el permanente olvido  y  mía la desdicha mordaz.

 

 
 

 

 

OJO QUE ABARCA LEGUAS

 

 

Todo cabe en lo breve.

Pequeñas geometrías

son, en sí, los brillantes

que regala una mano infiel,

a su virtuosa compañera.

 

Pequeño es el definitivo instante

que oscila entre el pensamiento

y la consciente palabra que nos

esclaviza, traiciona  o glorifica.

 

Pequeñas las monedas

que pagan nuestro pan diario.

Pequeños los ojos

que casi nunca engañan.

 

Pequeños los anillos

que a todo comprometen.

Pequeños los pies

que sostienen todo mi cuerpo.

 

Todo cabe en lo breve.

Qué breve resuena un “te quiero”

Qué breve se oye un “si” .

Qué breve el “por qué” de un niño

que todo siempre lo cuestiona ! 

 

Todo cabe en lo breve.

Pequeñas las uvas de la tierra,

fruto para reyes de paladares.

 

Pequeña mi agenda de este año

y su número de encuentros.

 

Pequeño fue el paso de un astronauta:

que suscitó un acelerado progreso.

 

Todo cabe en lo breve.

Pequeñas lascas  mis obsesiones

Pequeñas las cenizas de nuestro cuerpo.

Todos somos, brevemente, cuatro.

Sólo  Agua, Tierra, Aire y Fuego.



webmaster: soydelfrater@hotmail.com